Inicio > Noticias y política > Debate sobre Lo Público y Lo Privado en Iwetel

Debate sobre Lo Público y Lo Privado en Iwetel

DEBATE SOBRE LO PÚBLICO Y LO PRIVADO EN IWETEL

"Lo Público y lo Privado deben convivir"

El pasado 10 de abril intervine en el debate que, sobre Lo Público y Lo Privado, referido al ámbito de las bibliotecas, se estableció en la Lista de distribución profesional Iwetel. La Política forma parte de nuestras vidas, nos guste o no. Y las bibliotecas, como instituciones sostenidas fundamentalmente por fondos públicos, forman parte de ella y, a la vez sufren, o disfrutan, las consecuencias de las decisiones que se toman en el ámbito político.
 
Reproduzco a continuación mi mensaje, al que he añadido algunos hiperenlaces:
 
Hola a todos,

Me decido a participar en este debate después de leer la intervención de Francisco J. Bonachera, ya que me parece muy interesante y refleja con claridad algunos de los prejuicios que están muy extendidos cuando se habla de Lo Público y Lo Privado. Y prejuicios podemos tener todos, tanto los defensores de una postura como los de otra.

Tengo que decir que, de entrada, estoy de acuerdo con la frase del "Asunto": Lo Público y Lo Privado deben convivir. Esto es evidente para cualquiera, incluso la izquierda más radical asume hoy que la propiedad privada ha de ser reconocida legalmente y protegida jurídicamente, que tienen que existir empresas que emprendan proyectos y ofrezcan servicios, que existe una economía de mercado a nivel mundial y que el Estado no puede – ni debe – ser propietario de todos los medios de producción. También es cierto que esa misma izquierda no está de acuerdo con los resultados, nefastos para la inmensa mayoría de la población humana y de los ecosistemas,  de ese mercado mundial (llamado "globalización") y que tampoco está de acuerdo con que el poder de los Estados sea sustituido por el de las Transnacionales.

En fin, y concretando, lo que sucede es que deberíamos de ponernos de acuerdo sobre qué productos y servicios son mercantilizables y cuáles no. Y aquí es donde los prejuicios, las ideologías, los intereses y la posición social de cada uno influyen de forma decisiva. Trataré de explicarme. Y pondré el ejemplo sobre algo que nos afecta a todos: la Salud.

Si yo fuera accionista, por ejemplo, de una empresa dedicada a prestar servicios médicos defendería que cuidar de la salud de la población debe ser un servicio mercantilizable, simplemente porque si defendiera lo contrario iría en contra de mis propios intereses. Es más, me interesaría que existiera una Sanidad Pública, pero que ésta no funcionase del todo bien, que hubiera listas de espera, que no se cubriesen todas las intervenciones y tratamientos, etc., porque así, mi "negocio" tendría más clientes potenciales. Ciertamente, mi empresa contribuirá a crear empleo (sin empleados no podría funcionar), pero como es lógico, sólo atendería a quien pueda pagar mis servicios, incluso me podría permitir el lujo de rechazar a determinados clientes que puedan resultarme poco rentables, porque tengan enfermedades crónicas o tengan una edad avanzada, a ellos lo atendería la Sanidad Pública, o bien los atendería en mis clínicas, pero recibiendo una subvención pública a cambio.

El tema es: ¿deberíamos tener todos, sin distinción de edad, condición económica o estado de salud, derecho a recibir un tratamiento médico adecuado y eficaz? Si la respuesta es sí, entonces no puedo defender que la Salud de la población sea un asunto mercantilizable, no propondría la prohibición de las empresas privadas dedicadas a la Sanidad (la empresa es libre, claro), pero sí potenciaría, desde la Administración Pública, unos Servicios Sanitarios tan completos, eficaces y excelentes como fuera posible, invirtiendo todo el dinero que sea necesario, formando a profesionales, dotando plantillas suficientes, etc. de manera que quien quiera acudir a la Sanidad privada lo haga, pero no porque sea la única opción, de facto, para ser atendido adecuadamente.

Sobre la objetividad, independencia, etc. de la Administración, quienes trabajamos en ella sabemos que "en todos lados cuecen habas", pero me imagino que todos defenderemos que hemos accedido mediante un proceso legal, en el que se han respetado todas las normas; que gastamos nuestros presupuestos de forma legal y que rendimos cuentas de ello, etc.. Y si pensamos que alguna vez no ha sido así, y tenemos pruebas, pues ahí estan los Tribunales para denunciarlo. ¿Alguien me podría denunciar si, siendo accionista de la empresa sanitaria del ejemplo, hubiera practicado el "nepotismo" colocando a mi primo, a mi hijo y a mi cuñada?, claro que no. La empresa privada puede contratar a quien quiera, no hay denuncia que valga.

Desde luego, hay corrupción en la Administración Pública, no seré yo quien lo niegue, y en los periódicos se publican noticias casi a diario, pero ¿se evita involucrando en lo Público a los intereses privados?, ¿os suena la "Operación Malaya"?, me parece que tiene algo que ver con pretender gestionar, con criterios privados cierto Ayuntamiento del Sur. Claro, parece que la sociedad de esa población se dinamizó bastante al principio, pero algunos, presuntamente, dinamizaron bastante más sus cuentas corrientes. Dejaron la ciudad sin suelo para construir colegios, centros de salud y ¿a lo mejor también, bibliotecas?, pero ¿acaso eso dejaba beneficios?

Veamos. Una biblioteca, sostenida con fondos públicos al cien por cien (sin desestimar donaciones o aportaciones de entidades o particulares, por supuesto, a modo de patrocinio y sin ánimo de lucro), ¿no puede acometer nuevos servicios?, yo creo que sí, y muy bien por cierto; ¿no capta nuevos usuarios?, también pienso que para eso, no es preciso privatizar nada; lo de gestionar sus propios recursos humanos lo veo más complicado, a ver, ¿dejamos que quien ponga el dinero decida a quién contrata?, mejor que no, ¿verdad? mejor que existan una bases legales claras, objetivas, aplicables por igual para todos; lo del trabajo por objetivos lo llevamos haciendo muchos hace ya tiempo, en mi Universidad, por ejemplo, la Biblioteca fue el primer servicio en hacer una Evaluación, recibir un Certificado de Calidad, crear grupos de mejora, tener planes operativos, realizar mapas de procesos y procedimientos, etc. y todos somos empleados públicos, no ha hecho falta privatizar nada para eso.

No soy contrario a la cooperación con la empresa privada, al contrario. Las bibliotecas somos clientes de proveedores, libreros, editoriales, etc. que son empresas privadas. Podemos y debemos convivir con ellos. Pero el interés primero de la empresa privada es ganar dinero, es lícito, es lógico, la economía funciona así. Pero ese es su interés. El interés de las bibliotecas es generar "plusvalía social", no podemos gestionar bibliotecas con criterios de rentabilidad económica, sino de rentabilidad social, porque la Cultura, el acceso a la Información, la Formación a lo largo de la vida, la participación en la creación de Conocimiento, la difusión de la Ciencia, y un largo etcétera no son productos y servicios mercantilizables, son bienes a los que, como la Salud, tiene derecho todas las personas, por el mero hecho de ser ciudadanos de un país democratico (ciertamente con una democracia muy poco participativa, en la que la labor de las entidades educativas, como las bibliotecas, tendría que incidir, para ir ayudando a hacer ciudadanos más participativos, que les pidan cuentas a los partidos o, incluso, que participasen masivamente en ellos, y en cientos de organizaciones de la sociedad civil, para evitar que se conviertan en "camarillas de notables"; y cómo no, también para que les pidan cuentas a las Empresas y a las Multinacionales, cuando destruyan ecosistemas, manejen dinero negro o exploten a sus trabajadores, por ejemplo).

Lo Público y lo Privado deben convivir, pero dejando muy claro lo que cada uno es, y rindiendo cuentas, todos, ante el conjunto de la Sociedad, que al fin y al cabo es la que hace que funcionen y, a la vez, es la destinataria de sus servicios y productos.

Saludos,

—————————————-
Fernando Heredia Sánchez
Categorías:Noticias y política
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: